INDERA – Trabajando para el Bienestar

La Fundación INDERA nace en el año 2007 desde el espacio de INDERA Consultoría de Género, una entidad especializada en el trabajo pro equidad.

Comprometida con los derechos humanos de las mujeres, la equidad de género y la justicia social, la Fundación INDERA ha desarrollado y continúa desarrollando estrategias para superar, entre otros factores, las desigualdades relacionadas con el ejercicio activo de sus derechos sexuales y reproductivos, la constante discriminación en el mercado laboral, especialmente en el contexto de procesos migratorios, y la violencia de género.

Durante nuestro trabajo internacional con mujeres y hombres de todas las edades y orígenes diversos nos hemos dado cuenta cada vez más de la profunda y creciente desconexión en la que vivimos con respecto a nuestro cuerpo, y que esta desconexión es una de las mayores causas del malestar social y físico a que nos enfrentamos hoy.

 

En nuestra trayectoria trabajando con mujeres y hombres jóvenes observamos y trabajamos en la manifestación de la percepción estereotipada de los roles de género en contextos donde se supone haber alcanzado la igualdad de género, arraigado en el sentido de ‘ya tener asumido el problema’, pero donde los hombres y las mujeres, se ven encasillados en comportamientos estereotipados de género convencidos de su supuesta libre elección.

Además, examinando las estadísticas internacionales sobre el deterioro del estado de la salud en general y específicamente de las mujeres, el incremento de la violencia de género, el nivel de auto-abuso, el creciente abuso en el espacio público real y virtual y el grado de auto-objetivación, por nombrar algunos, entendimos que la forma en la que se están promoviendo actualmente los derechos de las mujeres y la equidad de género en el mundo no se está logrando una igualdad real que se sustente en nuestras verdaderas cualidades como mujeres y hombres!

 

En consecuencia, nos acercamos a las múltiples dimensiones de las desigualdades de género desde la conciencia corporal e, inspiradas por el trabajo de Universal Medicine, una organización de salud complementaria en Australia, centramos nuestro trabajo en fomentar la conciencia del propio cuerpo, como expresión de una salud verdadera y un bienestar real en diferentes contextos vitales y cómo nuestras decisiones cotidianas nos conducen a desigualdades, malos tratos y la falta de un bienestar general. En este proceso, identificamos el ‘auto-cuidado’ o el ‘cuidado del ser’ y, a través de este, el desarrollo y aumento del ‘amor propio’ como una categoría esencial para la creación de valores que sustenten el fomento de una relación consigo mismo/a que no esta encorsetada en estereotipos de género y definida por roles predeterminados. Una relación propia fundamentada en los valores del ‘auto-cuidado’ o del ‘cuidado del ser’, basada en un valor propio del ser y el desarrollo de una relación amorosa con uno/a mismo/ y desde ahí con los/as demás.

 

En efecto, trabajamos con un enfoque de empoderamiento basado en el ‘poder interior’, que se refiere a la adquisición de poder sobre la propia vida y la capacidad de hacer elecciones para el bienestar. El ‘poder interior’ se desarrolla a través del fomento de la conciencia corporal y a través del aumento de esa misma tener la capacidad para elegir un verdadero bienestar, viviendo con el conocimiento de que nuestro cuerpo es el indicador verdadero de nuestro bienestar y por lo tanto de la realidad que vivimos.

La dimensión colectiva del empoderamiento trabajamos específicamente enfocándonos en la ‘economía del cuidado’ (care economy). El empoderamiento colectivo es la extensión de la responsabilidad individual hacia una responsabilidad colectiva (collective accountability) que provee un marco jurídico, socio-político, económico y cultural que garantiza a todas las personas ejercer su capacidad de hacer elecciones para el bienestar.

Será imposible de-construir las desigualdades de género, y los intentos para cambios reales se perderán por el camino, si no empezamos a valorar el ‘cuidado’ como una parte esencial de la vida humana y por lo tanto como una parte esencial de nuestro sistema macroeconómico.

Promover

procesos hacia el empoderamiento individual, colectivo e institucional para el ejercicio de una ciudadanía activa basada en la equidad de género.

Fomentar

procesos de intercambio intergeneracional e interinstitucional entre mujeres y hombres de ámbitos socio-económicos, políticos y culturales diversos.

Crear

procesos de reflexión para crear visiones alternativas a las interpretaciones hegemónicas de las identidades masculinas y femeninas.

Impulsar

recursos para fortalecer las capacidades de las personas y las instituciones que actúan reivindicando los derechos de las mujeres.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies